El Diario de Campo

El diario de campo es un instrumento utilizado por los investigadores para registrar aquellos hechos que son susceptibles de ser interpretados. En este sentido, el diario de campo es una herramienta que permite sistematizar las experiencias para luego analizar los resultados. Cada investigador tiene su propia metodología a la hora de llevar adelante su diario de campo. Pueden incluirse ideas desarrolladas, frases aisladas, transcripciones, mapas y esquemas, por ejemplo. Lo importante es que pueda volcar al diario aquello que ve durante su proceso investigativo para después interpretarlo.

Por supuesto, lo registrado en el diario de campo no será la realidad en sí misma, sino la realidad vista a través de los ojos del investigador, con sus percepciones y su cosmovisión. La subjetividad entra en juego desde el momento del registro de los hechos, y no sólo en su interpretación. Por eso puede afirmarse que, aunque dos investigadores trabajen juntos sobre el mismo tema, los diarios de campo de cada uno de ellos serán diferentes.

Los especialistas recomiendan que el diario de campo sea dividido en dos columnas. De esta manera, el investigador puede incluir en un lado lo referente a las observaciones que realiza y, en el otro, sus impresiones o conclusiones. También es recomendable que, tras la jornada, el investigador se reúna con sus compañeros de trabajo para compartir ideas que pueden ser volcadas al diario.

Hay que tener en cuenta que el diario de campo suele ser el primer paso de los ensayos, reflexiones y libros sobre la investigación en cuestión.

Formato ejemplo de un diario de campo:

Para la realización del Diario de campo es fundamental tener en cuenta los siguientes criterios y la siguiente estructura:

Registro del diario de campo:

  • Nombre del observador:
  • Lugar:
  • Hora:
  • Fecha:
  • Cuidad:
  • Temática:

Estructura del diario:

1. Descripción

En este punto debes desarrollar todo el proceso descriptivo de lo que observes en el caso de la observación no participante, de lo que sea una vivencia  en el caso de la observación participativa. Puedes establecer un proceso narrativo original y autónomo.

Ejemplo:

“El grupo social observado para referirse a la familia dice “abuelos”, tiempo más tarde se le pregunta sobre la madre y el padre y también lo refiere como “abuelos”.

2. Interpretación

En este apartado debes realizar un proceso de análisis de los elementos que te brinda la descripción, puedes utilizar categorías de análisis.

Ejemplo:

Se observa que por las características culturales la palabra “abuelos”, en este contexto, representa la HOLOFRASE específica para referirse al concepto de familia.

3. Conceptualización

En este apartado se deben integrar las categorías de análisis, citando conceptos y autores, relacionando los mismos con lo observado. De esta manera integras los aspectos teóricos y la interpretación que realizaste sobre la observación.

4. Impresiones y/o conclusiones (como segunda columna)

En este punto se registran notas aclaratorias, se elaboran esquemas, mapas conceptuales, etc. Todo lo que pueda aclarar lo observado o experimentado.

About these ads